Cómo mantener la pintura de tu furgoneta en perfecto estado

Guardar

camping
camping
En la actualidad, la pintura de todos los vehículos es más resistente que hace años. Es bastante común encontrar alguna que otra pieza de museo con más de 15 o 20 años en la calle a la que se le nota el paso del tiempo, con daños visibles en la pintura. Pero seguro que tú quieres evitar eso.Si lo que quieres es encontrar furgonetas en condiciones favorables y personalizarlas a tu gusto para estar más cómodo, este es tu sitio. Eso sí, después tendrás que mantenerla como recién salida de la fábrica, y para eso lo mejor es tener en cuenta estos consejos en favor de la pintura.

Consejos para que la pintura de tu furgoneta esté como nueva

  • Aparca en un garaje: Haz todo lo que puedas para que tu furgoneta esté siempre protegida de los rayos del sol y de otras inclemencias del tiempo. Esto es uno de los principales factores que estropearán la pintura, además de ahorrarnos actos vandálicos o choques fortuitos.
  • Lava la furgoneta con frecuencia: Una vez al mes o cada dos meses es el tiempo ideal, así retirarás toda la suciedad que pueda haber acumulado. Tanto por dentro como por fuera, y con eso eliminarás los restos que dañan poco a poco la pintura del vehículo.
  • Pero no lo hagas en autolavados: Aunque son una opción muy cómoda y sencilla de utilizar, no es la forma más delicada de limpiar una furgoneta. Si es una máquina muy antigua y con restos de óxido, puede dañar tu vehículo. Lo mejor es lavarlo en casa o con las pistolas a presión de estos centros de lavado.
  • Utiliza siempre productos adecuados: Si continuamos hablando de la limpieza exterior de una furgoneta, debes de tener claro que no puedes usar cualquier cosa. Usar cepillos duros y estropajos es una terrible opción para la pintura, al igual que los productos que contengan amoniaco, lejía o lavavajillas. Mucho mejor hacerte con toallas de microfibra o bayetas y un jabón especial para carrocerías.
  • Aparca siempre con suficiente espacio: Como decíamos en el primer punto, muchas veces volvemos a nuestra furgoneta y nos encontramos un pequeño arañón o un golpecito. Es posible que haya sido ese coche aparcado justo al lado, que al abrir la puerta o maniobrar nos ha abollado la chapa y levantado la pintura.
  • Vigila los árboles: Ellos no han hecho nada malo, pero sí que puedes encontrarte una fea sorpresa después de un poco de tiempo. Aunque podemos pensar que la sombra será nuestra aliada, las resinas y flores que sueltan los árboles se quedarán pegados a la pintura, estropeando el exterior de nuestra furgoneta.
  • No olvides reparar la cera: Aunque sigas con mimo los consejos anteriores, puede que te vayas encontrando con algunas pequeñas muescas en la pintura de tu furgoneta. Para mejorar el aspecto visual de ella, nada como una descontaminación exterior cada 4 o 6 meses y un encerado profesional cada dos años.
  • Recuerda pulir la pintura: Por último, para tener siempre un vehículo como recién salido del concesionario, te recomendamos pulir la pintura de tu furgoneta cada dos o tres años. Así restaurarás por completo la carrocería y su brillo original.
Destacats